DUDA RAZONABLE:
Deja preguntas informe económico

Por Wallice Jusino de la Vega

(EHS) El 4 de septiembre el gobernador García Padilla celebró públicamente la noticia de que el informe bienal del Foro Económico Mundial sitúa a Puerto Rico en la posición 31 entre 144 países, y número uno en América Latina, en su nivel de "competitividad".

"Definimos competitividad como el conjunto de instituciones, políticas y factores que determinan el nivel de productividad de un país", dice el informe en su primer capítulo. "El nivel de productividad, a su vez, establece el nivel de prosperidad que puede obtener una economía". (1)

Tomando solamente la poca información que se proveyó en la prensa nacional, y dada la reputación del Foro en asuntos financieros-económicos mundiales, fue normal que muchos puertorriqueños celebraran la corta y efímera noticia como señales de mejora en la isla. Sin embargo, al buscar más a fondo haciendo las preguntas difíciles, así como observando la realidad local, se desarrolla un panorama que justamente deja dudas sobre si proceder o no a descorchar la champaña.

Las interrogantes provienen de las fuentes usadas para el informe y los métodos usados para extraer un informe final. El proceso del análisis del Foro combina 12 factores: las instituciones de cada país, infraestructura, ambiente macroeconómico, salud y educación elemental, educación secundaria y entrenamiento, eficacia en mercados de productos, eficacia del mercado laboral, desarrollo del mercado financiero, preparación tecnológica, sofisticación comercial e innovación.

Las fórmulas usadas para combinar los factores es materia de la alta economía, prácticamente incomprensible para los pueblos comunes. No obstante, siendo los simples mortales a fin de cuentas los más afectados por los vaivenes económicos, cabe señalar las dudas razonables que plantea el informe.

Primeramente, las fuentes que alimentan el informe parecen ser una gran contradicción. Por un lado el Foro usa estadísticas provistas por renombradas instituciones como la UNESCO, el Fondo Monetario Internacional y la Organización Mundial de la Salud. A estas se le suman fuentes de cada país que también aportan datos locales. Pero lo más preocupante debe ser la inclusión de, y el gran peso atribuido a, una encuesta de opinión realizada entre los altos ejecutivos empresariales, diseñada para "capturar conceptos que requieren una evaluación más cualitativa o para los cuales no hay datos estadísticos internacionales comparables disponibles", según el Capítulo 1.3 del informe.

Para obtener esa "evaluación más cualitativa" el Foro depende de "socios globales de estándares de comprobación", que no son otra cosa que instituciones nacionales que suministran información local paralela a la de las instituciones mundiales. Según el informe, en Puerto Rico esa labor le corresponde a la llamada Puerto Rico 2000, Inc. (PR2000), supuesta organización sin fines de lucro, supuestamente con sede en Hato Rey (2). Esta supuestamente colabora con el Instituto de Competitividad Internacional de la Universidad Interamericana de Puerto Rico (ICIPR)(3) para enviarle información al Foro.

Varios problemas surgen con la identidad de PR2000. Primero, esta organización, que "se estableció en 1988 para promover la competitividad de la isla", tiene presencia pública solamente en una rasa página de Internet que provee solamente una descripción somera y un vínculo para correo electrónico. También está incluida en varias sedes electrónicas de registros comerciales que no están actualizados. "Atractivo, pacífica, segura, altamente competitivo y sano y feliz estos son los adjetivos que describen los productos y los valores de Puerto Rico como PR2000" (sic), se autodescribe literalmente esta organización.

El registro mundial de nombres de Internet (ICANN) refleja la sede pr2000.org (dirección activa de Puerto Rico 2000) es propiedad de Gilles Gallico, residente de Roubaix Cedex, Francia, desde agosto del 2011.(4) Esta no debe confundirse con puertorico2000.org, inscrita en julio del 2007 y actualmente "estacionada" cuyo nombre está a la venta por la empresa estadounidense Archeo Domains.

En otro registro profesional electrónico figura como presidenta de PR2000, del 2006 al 2012, una persona (nombrada) cuyo puesto profesional es "Sales & Marketing Director" de una imprenta en Guaynabo.(5) Contrariamente, el propio informe del Foro nombra como presidente de PR2000 a un decano y profesor (nombrado) (6) de la Universidad del Este, no de la UIA, que ha ocupado su puesto magisterial desde mayo del 2008 hasta el presente.(7)

Además, el registro de corporaciones de Puerto Rico refleja PR2000 inscrita como la entidad sin fines de lucro número 18004, que actualmente está inactiva, y su expediente no ofrece ningún otro detalle.(8) Por su parte, el directorio GuideStar de organizaciones sin fines de lucro informa que el Servicio de Rentas Internas revocó la exención contributiva de PR2000 por inactividad durante 3 años consecutivos.(9)

El Heraldo estuvo en comunicación electrónica con el Dr. Francisco Montalvo Fiol, del Departamento de Administración de Empresas del recinto de Bayamón de la UIA. Como director del ICIER (10), él nos envió información general sobre el Foro y su informe reciente. Al cierre de esta edición no habíamos recibido del Dr. Montalvo la información específica solicitada sobre los vínculos y procedimientos entre el ICIPR y Puerto Rico 2000 y sus aportaciones al Foro.

En cuanto a la encuesta entre ejecutivos empresariales locales, esta les presenta preguntas subjetivas (no cualitativas) sobre las cualidades de sus compañías; sus percepciones generales de la economía; las instituciones gubernamentales y públicas; infraestructura, innovación y tecnología; el ambiente financiero; el comercio y la inversión extranjeros; la competencia doméstica, las operaciones y estrategias de la empresa; la educación y el capital humano; la corrupción, la ética y la responsabilidad social; los viajes y el turismo; el medioambiente; y la salud.

Un ejemplo que el informe ofrece de una pregunta típica de la encuesta es: "¿En qué medida la judicatura en su país es independiente de las influencias de funcionarios gubernamentales, ciudadanos o empresas?". Los sondeados contestaron entre el 1 y el 7, extremos que en este ejemplo representan desde ser totalmente independiente hasta ser totalmente dependiente.

La inclusión de tal encuesta debe levantar inmediatamente otra bandera roja, puesto que se permite que influyan en los resultados del informe los propios líderes empresariales que se beneficiarían de un informe positivo. Por ejemplo, en el renglón de corrupción, solamente el 5.9 por ciento de los encuestados aquí lo mencionó entre "los factores más problemáticos para operar negocios". Eso significaría que 94 empresarios de cada 100 opinan que la corrupción no es un problema en los negocios en el país. Esa noción claramente reta la evidencia presentada por la realidad socio-política de Puerto Rico.

Hay más datos que no concuerdan con una realidad. Uno de estos es que la isla, obviamente en total quiebra, en el informe figura en la etapa 3 de desarrollo, la más avanzada, supuestamente "impulsada por la innovación", en la misma categoría que Singapur, España, Suecia, Taiwan, China, los Emiratos Árabes, el Reino Unido y Estados Unidos. La tasa de de crecimiento de Puerto Rico el año pasado fue de -0.1 por ciento.(11)

En el informe también figuran los siguientes resultados subjetivos:

- Para el 75 por ciento una "ineficiente burocracia gubernamental" no es problema;

- Para el 85 por ciento las regulaciones laborales restrictivas no son problema;

- Para el 89 por ciento el acceso a financiamiento no es problema;

- Para el 90 por ciento la criminalidad no es problema;

- Para el 94 por ciento los impuestos no son problema.

Lo que no dijo la noticia reciente es que el informe también tiende a contradecir algunas de las contestaciones de los ejecutivos. Por ejemplo, para el 94 por ciento de ellos los impuestos no representan problemas para sus operaciones, sin embargo, Puerto Rico figura en la posición 124 (de 144, o sea cerca de la peor) en "impuestos totales como por ciento de ganancias". Además, figura 122 en la "carga de regulaciones gubernamentales", 112 en "costos comerciales del crimen y la violencia", 109 en "ahorros nacionales brutos como por ciento del Producto Nacional Bruto", 112 en el "porcentaje de matrículas en educación primaria" (grados 1 al 12) y 104 en "prácticas de emplear y despedir" (laborales).

"Siempre que se deje a los gobiernos reportar sus propias estadísticas se tiene el riesgo de manipulación de datos", dijo a El Heraldo el Dr. Jonathan King, catedrático del Departamento de Ciencias Empresariales y Gerenciales de la Universidad Interamericana de San Germán.

Acerca de esto el propio Banco Mundial explica: "Mucha de la información proviene de los sistemas estadísticos de los países miembros y la calidad de la información mundial depende de cuán bien funcionen estos sistemas nacionales".(12) De hecho, Puerto Rico no aparece en la lista de países miembros del Banco Mundial, por lo que se asume que sus estadísticas financieras locales son aportadas vía Estados Unidos.

"En realidad el Banco Mundial tiene información de Puerto Rico pero es muy limitada … y otras agencias agencias del gobierno federal tienen algo de información", añadió King. "La fuente principal de la serie de información económica es la Junta de Planificación. He escuchado que la Oficina de Análisis Económico federal está ayudando a Planificación a actualizar su metodología de recolección de información. Se supone que la Junta sea no partidista, pero quién sabe hasta qué punto esto es cierto".

Publicado en el periódico El Heraldo Sabaneño, edición septiembre 2014