Visita a Cuba de Benedicto XVI fue más complicada que la de Juan Pablo II

Por Wallice J. de la Vega

SANTIAGO DE CUBA, Cuba (CNS) – De muchas maneras la coordinación de la visita papal de Benedicto XVI a Cuba dependió de la experiencia de la visita 1998 de su predecesor, el beato Juan Pablo II.

El beato Juan Pablo visitó cuatro ciudades en cinco días. Aunque el papa Benedicto visitó dos ciudades en tres días, de algunas maneras este viaje fue más complicado, dijo el oficial cubano encargado de la planificación.

Marcos Gabriel, oficial coordinador del Ministerio de Relaciones Exteriores asignado a supervisar la porción de Santiago de la visita del papa del 26 al 28 de marzo, también trabajó en el viaje de 1998.

Él dijo a Catholic News Service que para los eventos en múltiples localidades, como las dos visitas papales, el gobierno central cubano establece equipos separados que "organizan individualmente y coordinan conjuntamente".

Aunque la visita de 1998 requirió un mayor conjunto de gastos y de personal provisto, en parte por el estado, el tiempo previo más corto — tres meses desde la confirmación del Vaticano — para coordinar la visita del papa Benedicto fue complicada por la situación económica interna pobre de Cuba.

"Cuba, como nación soberana, no es no está separada del resto del mundo", dijo Gabriel. "No somos un país desarrollado, pero como cualquier otra nación del mundo hemos sentido los efectos de esta crisis económica-financiera de años recientes

Aunque las leyes de propiead privada cambiaron después que el presidente Raúl Castro asumiera el puesto en 2006, creando un aumento en pequeños negocios, la economía está débil, dijo Gabriel.

"Hemos estado arrastrando la secuela económica de tres impactos financieros fuertes en nuestra historia", dijo Gabriel refiriéndose al embargo comercial de Estados Unidos contra Cuba desde 1962, una caída repentina en contratos europeos y la más reciente crisis económica global.

Cuba no tiene un ministerio para asuntos religiosos, dijo Gabriel. Sin embargo, para eventos como las visitas papales, equipos son compuestos usando personal de varias agencias.

"Aquí mismo en este salón tenemos colegas de relaciones exteriores, comunicaciones, transportación y otros ministerios", él dijo. "Nos juntamos según sea necesario porque aquí no hay un uso continuo de recursos para asuntos religiosos, teniendo un gobierno secular".

Después de una corta pausa, Gabriel habló habló sobre la gran carga de trabajo que su equipo realizó durante los pasados meses para hacer que la visita papal fuera un éxito. "Desde el principio sabíamos que era un reto difícil", él dijo. "Difícil pero no imposible".

PRÓXIMA

 

INFOMACIÓN PERSONAL  •  MUESTRAS   •   RESUME

© Wallice J. de la Vega 1995-2018
San Germán, Puerto Rico
wallice @ wallice . com  |  787 455 0875